domingo, 11 de noviembre de 2007

Las maldades de algunos contra otros

Esta siendo bastante curioso. En las últimas semanas la prensa nacional está sacando una serie de artículos, que todos están encaminados hacía la misma linea. Por lo menos en la prensa que mas conozco. Esto es El País y también El Mundo, que si bien ni lo compro ni lo leo, a través de Internet me han hecho llegar algún artículo curioso.
Hace unas semanas el dominical de El País sacaba un artículo sobre el guerrillero anarquista Facerías (José Luís Facerías) Este, que había sido uno de los últimos resistentes de la guerrilla urbana en Cataluña contra el franquismo y que murió abatido por las balas franquistas, se le presentaba en dicho artículo como un bandido. Con bondad, pero bandido a fin de cuentas.
Poco después el periódico El Mundo (junto con otros que ya no llegué a leer, pero de los que me llegaron referencias) saca a la luz un "hallazgo" de un tal Miquel Mir que ha publicado un libro con el sugerente título de Diario de un pistolero de la FAI, donde cuenta la historia de un tal José S., que se dedicaba, según los hallazgos del autor, a asesinar de forma premeditada a religiosos catalanes.
No contentos con esto, el día de las famosas beatificaciones en El Vaticano, El País nos vuelve a sorprender con otro artículo que lleva como cabecera El verdugo anarquista, haciendo referencia a la película documental de Carlos García-Alix sobre Felipe Emilio Sandoval. Completamente descontextualizado el trabajo de García-Alix en el artículo, nuevamente se muestra a los anarquistas como los únicos represores.
Lo último lo hemos tenido en el dominical de El País del día 11 de noviembre. Nuevamente se recoge la figura aun viva de Lucio Urtubia, al que presentan como casi analfabeto, anarquista y falsificador.
Después de todo esto muchas son las preguntas que me vienen a la cabeza, aunque desde luego muchas de ellas son retóricas. Parece que ya lo tienen todo claro. Los malos por excelencia de la película son los anarquistas. Son los mayores pistoleros en la República, a la que desbordan, y en la Guerra, donde solo fueron elementos desestabilizadores. Fueron los peores contra Franco, porque no eran mas que guerrilleros y bandidos sin visión de futuro. Y no pasa de gente analfabeta y que se dedica a temas sucios.
Y es curioso que figuras de otras ideas políticas quedan siempre a salvo como los verdaderos precursores de las libertades y lo que mejores posiciones tenían. Se recupera a Azaña y sus obras como las mas viables dentro de la Guerra. A Juan Negrín como un político como tenía que ser y así un largo etcétera.
Mucho me temo que en todo este asunto hay muy mala baba. Lo primero es que los anarquistas no eran ni delincuentes, ni pistoleros, ni degenerados represores sedientos de sangres, ni bandidos ni analfabetos.
Vamos a ir por parte. Facerías, al igual que Quico Sabaté, Caraquemada, y muchos más fueron luchadores en contra de la dictadura de Franco. Sin entrar a valorar si las acciones que hacían eran realmente efectivas en contra de la dictadura, lo que no se puede negar es que fueron gente que murió por sus ideas y en busca de la libertad en una España donde, no lo olvidemos, se imponía una de las peores dictadura de la historia, que llevó a los piquetes de ejecución a miles de personas, que encarceló a cientos de miles, y que no paró de ejecutar a opositores hasta el mismo día de la muerte de Franco. Menospreciar el empuje que muchos de esos combatientes tuvo en el interior, es menospreciar una parte de la lucha contra la dictadura. E insisto en que ni apruebo ni desapruebo lo que hicieron los guerrilleros, mas que nada porque como historiador no estoy para poner a buenos y malos sino para sacar a relucir los sucesos tal y como ocurrieron. Porque si nos ponemos a valorar, quizá alguno de esos dirigentes que tanto defienden como defensores de las libertades, sorprendería verlos junto a antiguos golpistas contra la República. Es el caso de Indalecio Prieto, que buscó en mas de una ocasión el pacto con los monárquicos y con José María Gil Robles, no dudando en dar la espalda incluso a los combatientes de su propio partido que dentro de la Alianza Nacional de Fuerzas de Democráticas se batían el pecho contra la dictadura. No juzgo a Indalecio Prieto, él sabría porque hizo tales cosas, pero algunos tienen mas que callar.
Lo de los pistoleros anarquistas ya raya el absurdo. Sobre la obra de Mir y su personaje palnean muchas dudas. Por ejemplo Mir afirma absurdeces como que a Durruti lo manda a Madrid Cipriano Mera. Es algo así como decir que a Julio Cesar le aupa al poder Atila. Una tontería que demuestra el grado de estudio del anarquismo y de la época que ha tenido el autor del libro. Afirma que encontró los archivos de la FAI en Londres. Es curioso. Yo he trabajado con los Archivos de la FAI para hacer investigaciones. Y su ubicación es Amsterdam, en el Instituto de Historia Social de dicha ciudad en Holanda. Me sorprende ver archivos de la FAI en otros lugares. Es igualmente curioso, igualmente, que hablen tanto de pistoleros anarquistas, cuando son precisamente los libertarios quienes mas luchan contra la violencia en la retaguardia. Por favor, lean los periódicos de la época, consulten los documentos anarquistas. Quizá se lleven alguna sorpresa que no quieren o que no les interesa ver.
El caso de Felipe Emilio Sandoval es de distinta índole. Conozco el trabajo de Carlos García-Alix de muy cerca. Vi la película El honor de las Injurias. Un trabajo cinematográfico excelente y una importante recuperación de archivos y documentos para reconstruir esta figura. El objetivo de Carlos García-Alix era demostrar que Sandoval era un anarquista y no un delincuente. Por eso, al presentar la película El País, sorprende que se diga que era "atracador, delincuente y libertario" Las críticas al trabajo de García-Alix se las hice a él en persona y que no me quiero detener en ella. Guardo un gran aprecio a Carlos y a su obra. Pero Sandoval dentro del movimiento libertario madrileño es una anécdota, por varias razones. Porque la política de atracos y golpes no era la estrategia ni de la CNT ni de la FAI madrileña. Nuevamente los documentos del Archivo de la CNT y del Archivo de la FAI nos da esta respuesta. Y por otra parte Sandoval está gran parte del periodo republicano en la cárcel. Cuando sale, cierto es que se liga a las prisiones del Frente Popular de Cinema Europa y de Fomento. Centros que, curiosamente, son clausurados por Juan García Oliver al frente del Ministerio de Justicia, y la represión en la retaguardia es frenada por Melchor Rodriguez, anarquista de la FAI. Sandoval no es lo representativo del anarquismo, aunque Sandoval existió. Y ahí radica para mi la importancia de este trabajo. Ahora bien, esta claro que para algunos esto es carnaza y lo van a intentar aprovechar al máximo. No son los anarquistas los que reprimen en retaguardia.
Pero desgraciadamente se ha impuesto la política de machacar al anarquista. Ellos tienen fuertes medios de comunicación y fuertes editoriales. A través de ellas podrán decir todo lo que quieran y decir que los anarquistas fueron los promotores de Paracuellos, del asesinato de curas, del bandidaje en el franquismo, y todas las soflamas que les venga en gana. Pero desde otros medios, mas modestos y, sobre todo, desde la objetividad y el tratamiento científico de la historia, no se puede nada mas que decir, que dichas visiones solo responden a intereses políticos concretos en la actualidad. Los mismo que la derecha se monta su historiografía para justificar su historia, que en la mayoría de las ocasiones limita con el delirio, cierta izquierda quiere justificarse también y para ello busca culpables en otras opciones. Algo que demuestra la catadura moral de muchos de ellos.

2 comentarios:

canichu dijo...

hace unos meses el suplemento de EL MUNDO también publicó un reportaje sobre Ramón Mercader (y de pasada hablaban de las ideas de Trotski) y la semana pasada, el domingo, ABC publicaba en su dominical un reportaje de muchas hojas sobre Manuel Azaña (eso sí desde el punto de vista monárquico, como es propio en este periódico, por cierto, para mi considerar de izquierdas, este, ABC, es el periódico de derechas de más respetable, insisto desde mi considerar de izquierdas). Los tengo en casa, que suelo comprar de todo en prensa, aunque la prensa fija en mi hogar sea EL PAÍS y PÚBLICO. Yo creo que las tendencias republicanas de Público ha puesto en alarma a las demás editoriales ya que ha tenido una acogida tremenda de parte de los lectores de prensa no gratuíta. El ejemplar de Público de hoy (día 14) tal vez te guste por cuanto trata criticamente un delicado tema sindical, tiene un reportaje que es un varapalo a CCOO y cita entre sus denunciantes a CGT. Siguiendo con la argumentación, EL PAÍS renovado hace unas semanas también ha seguido esta linea de ir a la zaga de los lectores de izquierdas perdidos con Público. Así por ejemplo una cosa que no deja me termina de convencer en la renovación es que cuadno te leías antes un artículo o reportaje veías un cierto intento de profesional lenguaje aparentemente neutral, ahora lees de los periodistas comentarios de auténtico partidismo al estilo de la prensa más propia de un sindicato o de la prensa de los 1930'. En fin, un saludo.

canichu dijo...

he redactado mal por ir borrando y reescribiendo, pero espero que lo hayas entendido. Un saludo y disculpas.