lunes, 13 de octubre de 2008

Derecho y memoria histórica


Con este título la editorial Trotta ha publicado un libro bajo la coordinación del Fiscal y Magistrado del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín, y del profesor titular de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III, Rafael Escudero Alday.

A través de siete trabajos, que reseñamos mas abajo, se hace un balance de la cuestión legal en la que se basa la llamada Ley de Memoria Histórica. Evidentemente el libro esta mirando desde un punto de vista legal y si bien cuestiona algunos postulados de la ley, en ningún momento pone en evidencia las deficiencias del sistema que ha llevado a firmar una ley de este tipo.

Los trabajos que componen el libro son los siguientes:

"La ley que rompió el silencio" de José Antonio Martín Pallín.

"Usos de la historia y legitimidad constitucional" de Juan Antonio García Amado

"Derecho ciudadano a la memoria histórica: concepto y contenido" de José María Sauca Cano

"Los límites de la memoria y las limitaciones de la ley. Antifascismo y equidistancia" de Andrea Greppi.

"Administración pública y memoria histórica" de Luciano Parejo Alfonso (posiblemente es el mas farragoso de todos los trabajos)

"Derechos económicos e indemnizaciones derivados de la memoria histórica" de Antonio Baylos Grau.

Si bien el libro tiene una estructura apetecible y, pesar del lenguaje jurídico que emplea, su lectura es sencilla, al ser escrito por magistrados y personas cercanas al derecho en ningún momento se pone en duda baluartes del sistema. Es cierto que se hace una crítica a lo tarde que ha llegado esta iniciativa, pero a diferencia de otros textos que hemos comentado aquí, Derecho y Memoria Histórica considera que con lo firmado ya es suficiente y han quedado cubierta todas las espectativas. Desde luego no podemos estar mas en desacuerdo con dicha conclusión.

Dentro del campo de especialización de esta materia que se está convirtiendo la memoria histórica, este libro es de obligada lectura. Pero desde luego con todos los ojos críticos sobre él pues, aunque crítico en algunos aspectos, defiende la insuficiencia de la Ley.

1 comentario:

canichu dijo...

sabes que una de ls nuevas calles que nacieron en los espartales, en alcalá, lleva el nombre de Pemán. Esta en el contexto de un conjunto de calles con nombres de escritores, todos del siglo XX, aunque curiosamente todos conservadores, eso sí brillantes, como Unamuno o Pío Baroja. Asíque se escuda la calle en que era un escritor, pero ignora que fue el ministro que saco adelante la ley de depuración de maestros, y por tanto ignora la ley de moemoria historica que recomienda eliminar estas calles. La descubri el otro dia cuando subi a visitar a javi en su casa nueva.