lunes, 31 de marzo de 2008

Martina, la rosa número trece

El impacto mediático que ha significado la película de Martínez Lázaro, ha supuesto una ampliación en el campo literario de la temática de "Las trece rosas" Ya comentamos aquí las deficiencias de la película. Pero si bien es cierto que dicho film no ha sido muy afortunado en el tratamiento (o por lo menos esa es mi opinión personal) lo cierto es que ha generado una serie de artículos y libros que tratan dicho tema. Carlos Fonseca fue el pionero, antes que la propia película, de hacer un libro bastante interesante sobre las Trece Rosas. Tiempo después nos encontramos con el libro que vamos a comentar aquí: Martina, la rosa número trece.
Escrito por la periodista Ángeles López, cuenta la vida de Martina Barroso, una de esas trece muchachas de la JSU asesinada aquella mañana del 5 de agosto de 1939. El relato tiene una estructura interesante, porque intercala la historia de Martina, contada en tercera persona y a través sobre todo de material documental y oral recogido, y otra que encarna la sobrina-nieta de Martina, Paloma Masa Barroso.
El libro no descubre nada nuevo que no sepamos ya sobre el acontecimiento, si bien nos acerca a la vida personal de una de sus malogradas protagonistas, lo que le hace muy interesante. A diferencia de otros libros surgido a rebufo de una temática concreta en un periodo, este de Ángeles López esta bien documentado, bien estructurado, bien escrito y es bastante ameno. Nos acerca a las torturas de las que fueron víctimas, al ambiente de terror de la época y a la crueldad del sistema franquista que no había hecho nada más que empezar.
Lo que desde luego es una deficiencia, no de esta obra sino en lineas generales, es en muchas ocasiones el rigor histórico que merece los acontecimientos. No, desde luego, por la tragedia de aquellas jóvenes, sino por acontecimientos que son vistos desde lugares comunes. El final de la Guerra Civil es hoy, a nivel historiográfico, un magma de lugares comunes. La autora sigue viendo Golpe de Estado en la Junta de Defensa de Casado y muestra esto como la antesala de lo que será el franquismo. Alguna vez tendremos que ser consecuentes con todo aquel acontecimiento, y valorarlo en su justa medida. No se pueden dar por sentadas algunas cosas sin una investigación previa a fondo.
Dejando a un lado esta cuestión, el libro de Ángeles López es recomendable en todos sus puntos, aunque solo sea para acercarnos de forma llana lo que fue una tragedia de la posguerra. Tan solo una más de las que se había producido y de las muchas que quedaban por producirse en esa España gris y oscura donde cada movimiento era mirado de reojo y cada persona era sospechosa de algo.

5 comentarios:

canichu dijo...

el tema que comentas es muy interesante, por cuanto defiende la idea de la necesidad de acercar la Historia a aquellos que quieren saber, pero no desean, o no están acostumbrados a, el lenguaje más científico y los datos más puntuales. LA Historia es útil si da conocimiento y abre mentes a todos, y no sólo a los que nos interesamos a ella. Es cierto que al llegar por estos medios tendrá deficiencias, a menudo partidarias, a menudo de falta de información o de sensibilidad. Pero bien está que determinados eventos culturales, buenos o malos, den pie a una mayor información de cosas que en general pasaron inadvertidas por muchos. Nueva pedagogia, la enseñanza por la enseñanza, aunque eso provoca la contradicción de ¿de qué comemos los que queremos recuperar esa "nueva" pedagogia? En mi blog he podido comprobar como hay mucha gente con ansia de conocer, y ninguna de pagar por conocer, olvidando de ese modo que quienes nos dedicamos a dar conocimientos también somos trabajadores aunque no estemos contratados (mejor si se está contratado, como profesor por ejemplo o como lo que quiera que sea) porque ningún tipo de entidad está interesado en nuestros proyectos y nuestras valías. Desengañado, sí, mucho, cada vez más, pero sigo creyendo en la "nueva" pedagogia y en la necesidad de dar conocimientos a la gente que los quiere. Por eso yo intento aportar lo que voy conociendo a quien quiera recibirlo. Altruísta, idealista, idealizado.

Saludo a estos productos culturales que generan la posibilidad de nuevas formas de dar a conocer y promueven más indagaciones y más productos propios de la ciencia Historia que terminan siendo comprados en el mercado (libros, ensayos, artículos, películas documentales, etc.).

Por cierto, hay un cómic de Hugo Pratt, el de Corto Maltés, que escribió sobre la vida de Exupery, está reeditado ahora y aparece Durruti. Empiezo a tener interés por conocer la biografía más completa de Pratt, pues no sé si era anarquista, pero desde luego los anarquistas copan sus cómic, y no como malos, sino como hombres protagonistas construyendo valores.

Mauricio dijo...

Completamente de acuerdo contigo. Muchas veces nos emperramos en hacer un historia excesivamente científica que nadie entiende y lo que se consigue es el alejamiento de la misma.
Quizá alguna debamos de escribir algo mas didáctico y así no dejarlo en manos de aquellos, que por las razones que tu esgrimes, hacen que las cosas de la Historia queden cortas.
Tomo nota de lo de Corto Maltés.

canichu dijo...

donde sale durruti es en el comic biografia de exupery

Toner dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Toner, I hope you enjoy. The address is http://toner-brasil.blogspot.com. A hug.

canichu dijo...

hola, mauricio, mira a ver si nos puedes ayudar a mover en tu blog el carril bici que anuncio en la noticia 434, y si no por la razon que sea, pues no pasa nada. Un saludo.