lunes, 31 de diciembre de 2007

Un buen año que se va. Otro interesante que se avecina

En los últimos días he estado haciendo balance de este año 2007. Puedo decir que en lineas generales ha sido un buen año. Casi todas las expectativas marcadas al inicio del mismo ha salido adelante o han quedado perfiladas para concretar en este 2008.
El 2007 me ha deparado el conocer a mas de una personalidad histórica del movimiento obrero español. Allá por el lejano mes de enero, el día 25 para ser mas exactos, pude entrevistar en su casa al hoy desaparecido Gregorio Gallego. Pasé una interesante tarde con él, charlando sobre diversos datos de la formación del movimiento anarquista en Madrid, de la Guerra Civil en la capital y de la dura vida que marcó el franquismo a partir del 1 de abril de 1939. Una agradable velada que se vio prolongada en numerosas llamadas telefónicas hasta que el 3 de diciembre nos dejó. Con Gregorio se marchaba uno de los testimonios mas claros y fehacientes de un periodo trascendental de la historia de España.
Pero este año también pude entrevista a Santiago Carrillo. El 9 de febrero puede ir a su casa y conversar con él sobre como actuaba la organización del PCE en interior durante los años 40. Era necesario tener el testimonio de Carrillo, ya que el trabajo que venía desarrollando sobre la explosión del polvorín de Alcalá de Henares, tenía en Santiago Carrillo una pieza fundamental, ya que él a esas alturas (septiembre de 1947) era el responsable de la organización en el interior. Interesante conversación también con Carrillo, aunque de muchas cosas que me dijo no estoy de acuerdo.
Este año también también conocí a Fernando Macarro Castillo, mas conocido como Marcos Ana, poeta del PCE y que en su juventud militó en las JSU de Alcalá de Henares. Aunque no pude cruzar muchas palabras con él, conocerle fue ver un mito que en Alcalá era denostado cara a cara. Fue una suerte poder saludar a Marcos Ana en el Circulo de Bellas Artes en la presentación de su libro de memorias Decidme como es un árbol.
Pero quizá uno de los peores días fue el 30 de marzo. Ese día celebrábamos en el Ateneo de Madrid un acto homenaje por el 30 aniversario del mitín de San Sebastián de los Reyes que la CNT organizó. Poco antes de iniciar el acto me dieron la noticia del fallecimiento de mi amigo Fernando Nacarino Moreno. Nacarino tenía 86 años, pero con él había pasado muchas tardes conversando sobre miles de historias, entre ellas su condena a 30 años por la explosión del polvorín de Alcalá, del que era inocente. Su muerte nos privaba de una mente prodigiosa y de una enseñanza viva. La historia andando tendría en Nacarino el mejor exponente. Su muerte fue muy sentida para mí, y aun hoy se me hace un nudo en la garganta cuando hablo de él. Nos queda muchas horas de grabación con él y una vida ejemplar a seguir. Pero como él decía el hombre no muere sino que se transforma en otras cosas porque el cadáver da vida a otros seres vivos. Muchos Nacarinos andarán hoy por ahí. Nuestra misión es hacer que su memoria no sea mancillada por los de siempre. Y en ello trabajamos.
Pero este año también me ha deparado grandes sorpresas. He podido conocer a gente como Cubo de Rubik o Utopía (me reservo los nombres para mí, aunque muchos sabrán de quien hablo) Cubo de Rubik es familiar de un histórico del anarquismo del que llevo mucho tiempo trabajando. Al conocerla a ella esas ganas por conocer a este personaje se triplicaron. Tanto ella como Utopia han representado para mí algo importante en este año. Volver a ver valores que creía perdidos y sobre todo que un trozo de ese gran militante del anarquismo madrileño todavía anda por las mismas calles que él, que tiene sus mismos pensamiento e inquietudes y que nos ayudan a seguir adelante.
El 2007 ha sido el año de concretar publicaciones. Para el primer trimestre del 2008 se pueden concretar tres publicaciones. Dos están seguras. La explosión del polvorín del Puente Zulema de Alcalá de Henares. 1947 (que ya ha tenido un anticipo con la publicación de una comunicación en el II Congreso de Historia del PCE que se celebró en Madrid en el mes de noviembre) y un trabajo sobre Mujeres Libres esta en liza. El tercero no lo anticipo pues aun no se sé si será en ese primer trimestre, pero a lo largo del año saldrá. A nivel editorial no se que mas me puede deparar el 2008, pero desde luego alguna cosa estoy barajando y veremos como la concreto. Mi tesis sigue adelante y mas que tras la visita al Archivo de la Guerra Civil en Salamanca pude concretar una muy buena parte de la misma, sobre todo lo que respecta al periódico republicano y de la Guerra Civil. A parte este año 2008 volvemos a vernos en el Encuentro de Historiadores del Valle del Henares, donde habrá que presentar trabajo, nos metemos de lleno en el centenario de la CNT y están las oposiciones a secundaria para el mes de junio. Cita ineludible y que marcará parte de mi futuro profesional.
Como comentaba antes la visita a la bonita ciudad de Salamanca fue toda una experiencia. No solo por lo que encontré en su rico Archivo del expolio franquista sino porque conocí una ciudad preciosa, que en muchas de sus partes me recordaba a mi Alcalá de Henares. Lo mismo mi breve visita a Santiago de Compostela en agosto. Puedo decir que tanto Salamanca como Santiago me enamoraron profundamente. Ya han pasado algunos meses de eso y parece que fue ayer. Tengo también algunos planes de viaje para este 2008.
No voy a narrar la cantidad de actos a los que he asistido y de los que he participado (el final del año con el 90 aniversario de la Revolución Rusa ha sido intenso), presentaciones de libros, lecturas que he tenido (que medianamente las voy introduciendo en este blog, aunque son muchas más), pues se haría un post interminable. Los mismos las cuestiones a nivel mas íntimo y personal, donde el año ha sido realmente bueno. He podido reafirmar muchas amistades, encontrarme con viejos conocidos y recuperar sensaciones que hacía mucho tiempo que no tenía Por muchos motivos el 12 de octubre de este año, coincidiendo con un día tan carca, para mí la vida cambió un poco o mucho (sobran pues las palabras)
Pero no todo ha sido positivo. A parte de la muerte de Nacarino, donde familiares cercanos míos han dejado de existir en este 2007, uno de ellos al que guardaba especial cariño. A nivel político no se ha podido concretar muchas cosas y otras han quedado excesivamente en el aire. Muchas veces no todo lo que pensamos nos sale bien.
Aun así no me quiero dejar atrás que este año nuestra revista Germinal ha seguido adelante. Con mas y mejores trabajos. Y que el 2008 seguirá adelante y que tendrá una larga vida.
Podemos decir que ha sido un buen año. Que las vacas flacas desaparecieron. Que agradezco a mucha gente que ha estado a mi lado y me ha apoyado y creído en en lo que hago (a mis amigos, que son muchos, a mis editores, que también son mis amigos, a mi familia, etc.) El 2008 tiene que ser mejor que el 2007, lo que nos hace poner el listón muy alto y las expectativas muy fuertes.
El próximo post será ya en el 2008. Muchas cosas me dejo por valorar, pero no doy para más.

4 comentarios:

Cuboderubik dijo...

Para mí ha sido una gozada conocerte. La magia de haberme ayudado a reconciliarme con unas ideas, con parte de mí, y, sobre todo y por supuesto, la suerte de poder sumar a una buena persona como tú, como pocas, entre mis amigos. El 2007 ha sido bueno, sí, Mauricio, pero seguro que el 2008 te depara cosas aún mejores, ya verás, porque te lo mereces y porque no puede ser de otra manera.

canichu dijo...

enhorabuena por todo lo bueno. El 2007 ha sido un buen año para ti.

edu dijo...

Es cierto lo que dice cubo: se lo merece, el jodío.

edu dijo...

Por otro lado, amigo mauricio, a unos les toca el 12 de octubre, y a otros, el 14 de Julio.
¿A que te mola más este?