sábado, 18 de agosto de 2007

El caso de Hildelgart Rodríguez

La Segunda República tiene una dilatada historia. Muchos son los temas que se pueden tratar en ese apasionante periodo de la historia de España. Pero la Segunda República también tiene intrahistorias realmente apasionantes y curiosas.
Uno de estos casos se produjo el 9 de junio de 1933. En su domicilio de la calle Galileo de Madrid moría bajo disparos de bala Hildegart Rodriguez, seudónimo de Carmen Rodríguez Carballeira. Lo mas espectacular del caso es que la autora de los disparos era su propia madre, Aurora Rodríguez Carballeira. ¿Que fue lo que llevó a Aurora a acabar con la vida de su propia hija?
La historia de Hildegart, lo poco que se conoce de su biografía, es realmente apasionante. Había nacido en Madrid en diciembre de 1914. Su madre estaba realmente imbuida del pensamiento de reforma sexual y eugenésico. Para Aurora la concepción de Hildegart debía de servir para que se dedicara de lleno en la emancipación de la mujer, con una concepción "individual e integral del anarquismo" como ella misma dijo en el juicio que se instruyó por el parricidio.
Y a esa tarea se encomendó Aurora. Hildegart fue desde pequeña una verdadera niña prodigio. Con corta edad ya dominaba varios idiomas y desde muy joven se comienza vincular en la política. Se afilia a las Juventudes Socialistas y con apenas 14 años publica su primer artículo en El Socialista. En su militancia socialista conoció a personalidades de renombre del socialismo del momento como Julián Besteiro.
La proclamación de la República el 14 de abril de 1931 es aclamada por toda la ciudadanía. Hildegart también recibe con alegría el cambio de régimen, mas teniendo en cuenta que ya era vicesecretaria de las JJSS y que poco antes de la proclamación de la República se había cursado orden de detención contra ella.
Pero esas expectativas que la República se marco se vieron tornadas en fracaso para una buena parte de la izquierda española. Hildegart denuncia que los socialistas, siendo mayoría en el parlamento republicano, no hayan hecho nada para evitar masacres contra los campesinos como las que sucedieron en Castilblanco o en Arnedo. Muy por el contrario, eran cómplices al tener participación directa en el gobierno que había ordenado la represión.
Las duras críticas que Hildergart somete a las estructuras de los socialistas acaba con la baja de afiliación de la joven. Muy pronto el nombre de Hildegart se hace conocer el diario La Tierra, periódico de izquierda, critico con el gobierno republicano-socialista, dirigido por Salvador Cánovas Cervantes, y que tenía como redactores a Eduardo de Guzmán, periodista madrileño que siguió muy cerca todo lo relacionado con el caso de Hildegart. Igualmente Hildegart, que por su evolución formativa ideológica estaba muy cercana al anarquismo, acaba recalando en ese momento en el Partido Republicano Democrático Federal, encabezado por el abogado Eduardo Barriobero y Herrán.
También pertenecía Hildegart a la Liga para la Reforma Sexual, que fundó el médico Gregorio Marañón. Conoció a personalidades de renombre en la época como Havellock Ellis, uno de los estudiosos de la sexualidad mas influyentes en la época, o la figura de H.G Wells, el famoso novelista británico.
La obra de Hildegart es realmente impresionante. Numerosos folletos sobre la libertad sexual y la liberación de la mujer lo atesoran. También una obra realmente interesante como es ¿Se equivocó Marx? ¿Fracasa el socialismo? escrita en 1932, donde hace un repaso a toda la teoría marxista y pone los puntos flacos de la misma encima de la mesa.
Pero junto a Hildegart estaba la personalidad de su madre, Aurora. Esta había adquirido con el tiempo una fuerte personalidad progresista y había interiorizado que solo con la fundación de hombres nuevos, fuera de los prejuicios de la sociedad burguesa se podía llegar a una redención total del proletariado y de la humanidad. Para la fundación de esos hombres nuevos la natalidad tiene una importancia enorme, muy en la linea del neomalthusianismo. La genética es trascendental a la hora de concebir a los hijos. Por ellos los seres que estén libres de todo vicio tendrán hijos puros. Así concibio Aurora a Hildegart, como un ser puro que luchara por una sociedad digna. A eso dedicó toda su vida Aurora. Lo que ella no había podido conseguir.
Aurora tuvo un sobrino, pianista de renombre que vivía en Berlín, que por culpa de las leyes del momento fue arrebatado de su lado. También intento crear una colonia anarquista, para lo que miró unos terrenos en Alcalá de Henares, pero al final no llegó a ponerlo en práctica.
Aurora, tal como Mary Shelley hizo en la novela Frankestein o el moderno Prometeo, intentó crear un ser perfecto dedicado a una misión especifica.
Pero los hombres perfectos no existen. Hildegart se fue relacionando con gente, fue extendiendo sus pensamientos en diversos ambientes y muchos querían que esos conocimientos los desarrollara en otros lugares fuera de España. Eso fue interpretado por Aurora como un intento de arrebatar a Hildegart de su lado. Incluso hablaba de una conspiración desde Londres para llevarse a Hldegart y ponerla al servicio del imperialismo británico, para que traicionara a la clase obrera por la que siempre había luchado.
Igualmente Hildegart comenzó una amistad con un joven abogado, republicano federal, apellidado Villena. La madre interpretó que Hildegart se había enamorado, algo inadmisible para la tarea que se había encomendado.
Todo este cúmulo de circunstancias unido a que Hildegart había decidido marchar a Londres, llevarón a Aurora Rodríguez a acabar con la vida de su hija en aquella mañana del 9 de junio de 1933, cuando Hildegart contaba con tan solo 18 años.
Aurora se entregó voluntariamente a la policía. Fue juzgada en 1934 y condenada a 26 años de cárcel. Ella siempre afirmó que no era presa de ninguna locura o esquizofrenia, que siempre fue consciente de todo lo que hizo. Que la decisión de matar a Hildegart fue la mas dura de su vida pero necesaria.
Con el estallido de la Guerra Civil y la liberación de los presos Aurora salió de la cárcel. Pero ya nunca se supo de ella ni cual fue su destino.
El caso de Hildergart es trágico. Una joven prometedora que fue asesinada joven. Sus artículos todavía hoy los podemos consultar en las hemerotecas y sus libros están todos en la Biblioteca Nacional. De Aurora se escribio un libro titulado El manuscrito encontrado en Ciempozuelos, donde analiza el caso patológico de Aurora. No conviene entrar a valorar si Aurora estaba loca o no o si era mas inteligente que la propia Hildegart. Lo cierto es que la vida de Hildergart quedó cortada de súbito.
Sobre Hildegart, para quien quiera entrar mas en detalle, hay algunas obras que pueden ayudar a acercarnos a este caso, dejando a un lado sus propias obras. Sobre ella destaca la obra de Eduardo de Guzmán titulado Mi hija Hildegart. También esta con el título Aurora de sangre. Tiene varias ediciones. También el artículo de María Losada Urigüen en la revista Germinal con el título "El pensamiento político de Hildegart Rodríguez: entre socialismo y revolución". Hay algún otro libro relacionado con el caso como el de Rosa Cal Martínez titulado A mi no me doblega nadie: Aurora Rodríguez, su vida y su obra, el Joan Llarch Hildergart. La virgen roja o la obra de teatro de Fernando Arrabal La virgen roja. Pero los dos primeros títulos son los mejores y los que mejor aproximan a la historia de estos personajes.
También existe una interesante adaptación cinematográfica del tema, dirigida por Fernando Fernán Gómez, con el nombre de Mi hija Hildegart.
Una historia apasionante e interesante, que desde luego merecía la pena rescatarla.

9 comentarios:

Cuboderubik dijo...

No hay duda de que se trata de un caso apasionante. Ya me lo resultó cuando Carmen Bueno lo apuntó apenas en la conversación de aquella tarde y me lo pareció más aún cuando, llevada por la curiosidad, al día siguiente buceé en internet para conocer más sobre esta historia. Por supuesto, tengo pendiente el libro de Eduardo de Guzmán (gracias por descubrírmelo en esta "La muerte de la esperanza" que me estoy leyendo!).

Mauricio dijo...

¿Cubo de Rubik? Esto me lo tendrás que explicar

canichu dijo...

no deja de sorprenderme nunca el cajón de historias e Historia en el que te has transformado. Me llamó la atención toda la Historia, del que el propio cine español podría sacar algo y de paso dar publicidad al anarquismo y la nefasta actuación de la socialdemocracia para que Hildegard se lanzara hacia allá, o en otras palabras, que no toda la izquierda es lo mismo. En todo caso es una historia que atrae. Siento curiosisdad por la parte relacionada con Alcalá de Henares. Anoto los títulos d elos libros.

Raquel dijo...

Es apasionante. Gracias por traerme de la mano hasta aquí, Canichu.
F.U. , mi enhorabuena. Un saludo.

Mauricio dijo...

Muchas gracias Raquel

edu dijo...

Aurora cometió parricidio? No será infanticidio??
Ahora en serio, esta historia no m extraña que se llevara al cine...menudo culebrón!!
Por lo demás, Hildegart era una persona interesantísima. Yo, que he leído el artículo de María Losada al respecto, me quedé alucinado.
Es cierto que la II reublica tiene una historia dilatada. Al menos en las bibliotecas, porque en el tiempo...

Mauricio dijo...

Ella es juzgada por parricidio y en virtud de ello se dictó sentencia. Y sí, completamente de acuerdo Edu. La historia de Hildegart es impresionante, como la de Aurora. Y muchas mas que se produjeron durante la República, que aunque corta en tiempo fue realmente intensa.

Carmen Domingo dijo...

Hola!
buceando por la red he dado con tu bitácora. Sólo comentarte que acabo de publicar un libro "Mi querida hija Hildegart" en el que trazo una biografía de los dos personajes -madre e hija-. Un saludo
Carmen Domingo
www.carmendomingo.com

elboy dijo...

me interesa el caso de aurora y hildegart, y necesito por una investigaciòn sobre filicidios las mayor informaciòn posible, podrìan recomendarme dònde leer en la web textos de hildegart, hay algunas diferencias con otros espacios en la web, sobre el apellido del enamorado de hildegart y el destino final de aurora de quien se asegura muriò en el hospital psiquiàtrico de ciempozuelos, y las notas de los psiquiatras y de los documentos judiciales màs que reveladoreas