miércoles, 2 de julio de 2008

Anulación de la sentencia de la ejecución de Luís Companys

Unos amigos republicanos de Cataluña me han enviado un comunicado para la anulación de la sentencia que llevó a Luís Companys a ser ejecutado en el Castillo de Montjuïc en 1940.
Sin compartir para nada las ideas de Companys y con toda la carga de crítica de algunas de sus actuaciones, para mi cualquier ejecución perpetrada por el liberticida régimen franquista tiene mi solidaridad. Tan solo pido que está misma energía con la que se pide la anulación del juicio de Companys se haga con todas y cada una de las sentencias del franquismo, todas ellas basadas en la ilegalidad de un régimen que viene instaurado por un golpe de Estado criminal y toda una legislación arbitraria basada en el odio y el exterminio al que Franco marco como su enemigo.

Adjunto el comunicado del Colectivo Republicano del Bajo Llobregat:



Es imperdonable que todo un President de la Generalitat de Catalunya, como lo fue Lluís Companys i Jover, siga marcado por un juicio llevado a cabo por un tribunal franquista, que sólo buscaba su condena a muerte.

Mª Teresa Fernández de la Vega prometió a los catalanes en el 2004 que anularía el consejo de guerra a Companys y restablecería el honor del que fuera fusilado en el Castillo de Montjuïc, el 15 de octubre de 1940. En el 2008, ni Companys, ni todos aquellos que fueron sometidos a estos juicios de la Dictadura han sido rehabilitados con la anulación de sus Causas.

Después de la publicación de la Ley conocida como de la Memoria seguimos en el mismo punto, pero con la desazón de ver como se cierran las puertas a peticiones que cualquier estado democrático hubiera tenido la valentía de satisfacer. Por ello el Col·lectiu Republicà del Baix Llobregat, ante este agravio histórico, no puede permanecer impasible y toma la iniciativa con esta recogida de firmas cuya intención es hacer difusión de la causa de Companys y de todos los que nunca saldrán en los libros de historia y que compartieron su mismo final.

Es de Justicia que se anulen estos Juicios y es una vergüenza para un país, que dice vivir en democracia, tener en el 2008 a representantes del pueblo enjuiciados por el franquismo. Por tanto exigimos la anulación del juicio a Companys a quienes aprueban leyes todos los días en nuestro nombre, y si para ello hay que crear nuevas leyes o modificarlas, ¡qué se haga!.
Lluis Companys. Exiliado a Francia en 1939 fue arrestado en agosto de 1940 por agentes alemanes de la
Gestapo y entregado a las autoridades franquistas. Fue juzgado, sentenciado y fusilado sin dilación. No quiso que se le vendaran los ojos y antes de morir dijo: Per Catalunya!!!
Nosotros decimos: Per Companys!!!


Companys fue uno más de los miles y miles de ejecutados por el régimen franquista. Desde aquí quiero recordar también caso de Juan Peiró Belis, que capturado también por los nazis y entregados a las autoridades franquistas, se le propuso colaborar con los sindicatos franquistas para salvar la vida. Lejos de plegarse, Peiró dijo que NO, que no iba a colaborar con los asesinos, y al día siguiente fue fusilado en Paterna. Era el año 1942.
Si bien algunos pasajes del comunicado podrían ser cuestionables desde el punto de vista ideológico, cierto es que el sentir último de condena y anulación de cualquier juicio franquista cuenta con mi apoyo.

1 comentario:

MARI CARMEN dijo...

Querido compañero, estoy contigo en la opinión de que se debe pedir la anulación de TODAS las sentencias, pero desgraciadamente, con la actual ley de la memoria, no es posible. La anulación del juicio del presidente Companys, sentaría jurisprudencia, y casi con toda seguridad se podría proceder a la anulación del resto de condenados anónimos. Es una estrategia, porque, por ejemplo, yo tengo fusilados en la familia, pero no conseguiría, creo, apoyo suficiente porque son personas a las que nadie conoce desgraciadamente, pero que pagaron con su vida el defender la libertad.
Companys era la entidad que representaba al pueblo de Catalunya, con lo cual, no solo era una persona, sinó la voz del pueblo que le había votado. Con su asesinato, no solo mataron la persona, sinó a las ideas de miles de catalanes.
Es la única vía legal que queda, para conseguir la anulación de todos los juicios, no se trata de pedir su anulación por ser quién era. Otro caso parecido, en el que se buscan resquicios legales es el caso de los SS Totenkopf, que está llevando Nízcor. Son unos valientes...
Espero, que mi comentario haya servido para disipar tus dudas.
Saludos,