miércoles, 2 de diciembre de 2009

El obispo franquista de Alcalá de Henares


Hace pocas fechas Alcalá de Henares cuenta con nuevo obispo. Resulta que nuestro bien amado represente espiritual ofrece misas para la extrema derecha y abraza a antiguos militantes del franquismo mas recalcitrantes. Reproduzco aquí el comunicado que el PCE de Alcalá de Henares ha realizado, así como la foto donde se ve a este ínclito hombre con la bandera de la España franquista. Todo un adalid de la libertad.

EL OBISPO DE ALCALÁ DE HENARES OFICIA MISA CON LA BANDERA FRANQUISTA

-En el acto estuvo el líder ultraderechista Blas Piñar, quien se fundió en un abrazo con el obispo.
- Este obispo, Antonio Reig Pla, hace unos meses bendijo las obras de construcción sobre suelo público del colegio del opus dei "Alborada".



El pasado uno de diciembre, el obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, marcó un triste hito en la historia reciente de la Iglesia Católica española al volver a oficiar una misa con la bandera preconstitucional en el Altar Mayor. El acto tuvo lugar en el cementerio de Paracuellos de Jarama, uno de los lugares más visitados por los nostálgicos del franquismo. El obispo no estuvo sólo. Seis sacerdotes, Blas Piñar -procurador de las Cortes franquistas que fundó el partido ultraderechista Fuerza Nueva-, José Luis del Corral -Jefe Nacional del Movimiento Católico Español (MCE) y Acción Juvenil Española (AJE)-, y varios representantes de la Hermandad de Nuestra Señora de los Mártires de Paracuellos de Jarama le acompañaron en su homenaje a los que “dieron testimonio de su fe gritando Viva España y Viva Cristo Rey al morir”.

Ángel Gascón, presidente de la Hermandad de Nuestra Señora de los Mártires de Paracuellos de Jarama, que cada año organiza el acto. Gascón se deshizo en elogios hacia Reig Pla. Según contó, el anterior obispo de Alcalá dejó de acudir al cementerio de Paracuellos al sentirse incómodo con la presencia de símbolos preconstitucionales.Además, su vicario exigía que los retirasen, cuenta Gascón.

Todo lo contrario que Juan Antonio Reig Pla. «Le dijimos si prefería que quitásemos la bandera española de 1936, con el águila de San Juan, y el atril para el misal con el águila. Pero nos dijo que no le importaba en absoluto», reveló Gascón. Así pues, el obispo celebró la misa rodeado de símbolos franquistas.


Sin duda, este acto supone un antes y un después en la cada vez más estrecha relación de la Iglesia católica con grupos políticos franquistas y neonazis. En los últimos años se han multiplicado los actos en los que la Iglesia católica rinde tributo a Francisco Franco y los “caídos por España” en toda la geografía española. Tanto es así que el pasado 20 de noviembre, cerca de una treintena de iglesias y catedrales rindieron homenaje al dictador. Sin embargo, nunca un obispo había llegado tan lejos como Juan Antonio Reig Pla.

El obispo Juan Antonio Reig Pla es presidente de la Subcomisión Episcopal de Pastoral Familiar y Defensa de la Vida, vicepresidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe y vicepresidente decano del Pontificio Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia (Sección Española) dependiente de la Pontificia Universidad Lateranense.

1 comentario:

canichu dijo...

Pues para el 16, creo, el mismo arzobispado de Alcalá acoge la presentación de un libro dentro de él. Es el de Curri Valenzuela y se titula "100 nombres que desmejoran España"... según este obispo él no se mete en política, aunque lo de la misa esta lo desmiente, pero si quisieramos colar su excusa de que la bandera ya estaba allí y obviamos que la misa era dedicada a fusilados franquistas donde según la transcripción de EL MUNDO hizop alusiones explícitas a bando "nacional" y bando "republicano", ¿cómo explicará esta presentación fuera de su teórica frase de estar al margen de la política?

De igual modo ayer se disculpé públicamente por esa bandera, y en esa disculpa dijo que efectivamente allí había dirigentes de extrema derecha a los que dio la comunión como se le da a cualquier cristiano que la desea recibir... Ya, que se lo digan a Bono, el socialdemócrata cristiano que por defender la laicidad de las decisiones del Estado, como dicta en teoría la Constitución, como no incompatible con la fe religiosa en el ámbito de cada uno (por cierto, al margen del orden constitucional a este respecto, la falange en origen también apoyaba la laicidad), le han retirado estos días el poder comulgar.