martes, 3 de agosto de 2010

La visión capitalista del comunismo


Bien es cierto que todas las críticas que hagamos a los regímenes comunistas del este europeo (y de otros lugares) pueden ser pocas. La falta de libertades, la represión feroz que se ejerció contra grupos de oposición y la esclerotización de la sociedad, hicieron que las revoluciones que se generaron para su formación se convirtiesen en reaccionarias para el desarrollo de clase obrera.
Pero si bien las críticas pueden ser múltiples, también hay que tener en cuenta de donde proceden esas críticas. Hace pocos días terminé un libro de Rynszard Kapucinski titulado "El Imperio". Kapucinski, periodistas polaco de reconocido prestigio, hace una crítica a la URSS desde posiciones que considero inadmisibles de asumir. Algo que me ha decepcionado bastante, pues este autor escribe de forma excepcional y tiene algunos libros sobre procesos de descolonización realmente admirables y muy buenos.
Kapunciski hace un repaso a sus viajes por la antigua URSS. Desde su infancia cuando los soviéticos ocupan su pueblo con motivo de la Segunda Guerra Mundial, hasta el proceso de desmoronamiento de todo el bloque, incluido la URSS.
Si bien hace una descripción exepcional de zonas de la URSS (como Georgia, Armenia o Azerbayán), de sus paisajes y de sus costumbres, también hace algunas comparaciones que son realmente lamentables:
1. Si bien está escrito en un periodo muy temprano, Kapucinski hace una comparación entre el comunismo soviético y el capitalismo, poniendo al segundo como la panacea. Años después se ha demostrado que el sistema capitalista ha sido tanto o mas agresivo que el propio sovietismo. Aun así para alguien como Kapucinski eso es algo que debería de haber intuido o sabido con el bajage que tenía.
2. Kapucinski hace una crítica a la represión religiosa en la antigua URSS. Peor se echa en falta una crítica a la propia religión, que antes de la Revolución de 1917 tuvo al pueblo ruso en la mas completa de la ignorancias. Hace una comparación con el estalinismo, pero eso es como comparar una Iglesia con otra. Si por algo se distinguió el estalinismo es precisamente por su carácter ortodoxo y rigidez, que solo es comparable con la religión (ya sea de confesión católica, ortodoxa, protestante o musulmana)
3. En un momento dado del libro hace una comparación entre el régimen de Stalin y con la Italia fascista, como exhonerando a la segunda de acciones como destrozar Iglesias. Una comparación creo que poco afortunada.
4. Igualmente, en su visita a Irkustk (capital de la Siberia oriental) presencia un espectáculo de un grupo de radicales que hacen loas al zarismo. Lejos de hacer una crítica al régimen zarista Kapucinski se dedica básicamente a describir la acción. Solo al final de libro se atisban críticas al régimen de los Romanov.
Si bien el libro esta genialmente escrito y tiene unas descripciones realmente increíbles, las comparaciones odiosas hace que El Imperio pase por ser la obra mas tendenciosa de Kapucinski, y por ende la menos recomendable. Hay formas mucho mas ecuánimes de hacer críticas a los regímenes soviéticos y comunistas. lejos de otros opios como son el capitalismo y la religiosidad.

3 comentarios:

canichu dijo...

¿De cuándo es este libro?

P.D.: si quieres librarte del spam en los comentarios activa la opción de poner lo de las letras que tengo yo en el mío antes de insertar u comentario.

Ballena Monje dijo...

Ya se de un libro que no pienso leer, a ver cuando vemos más críticas literarias, sigue escribiendo me gusta tu blog aprendo mucho, pero por cierto ¿este Chino que se te ha colado que te cuenta? porque no me digas que también hablas chino

Mauricio dijo...

Gracias por lo comentarios. Ese chino es un spam que me tiene hartito. Que mas quisiera hablar yo chino.